Conversaciones incómodas en la infancia

Cómo hablar con tus hijos temas tan delicados como la intimidad, los peligros en RRSS, la sexualidad o las adicciones.

Esta temporada nos está dejando una serie de situaciones inesperadas que están pillando de improviso a padres y profesionales por igual.

Un ejemplo de esto están siendo lo que llamamos situaciones incómodas, que a su vez generan conversaciones incómodas

Os cuento:

Una mamá ajena a Edukere nos comentó en pleno confinamiento que hasta ese momento, su hija de 4º de primaria no tenía acceso a móvil, whatsapp o derivados. Sin embargo, con esta situación sí que habían creado un grupo de Skype con los compañeros de clase para que mantuvieran el contacto entre ellos y se hiciera todo más llevadero

Revisando dicha conversación,  ésta mamá vio que un compañero había mandado una foto de otra niña del mismo grupo al chat. No era una foto con definición, pero se intuía que la niña había dejado la cámara abierta mientras se cambiaba y habían hecho una captura de pantalla

¡Os podéis imaginar el mal rato de esta madre! En primer lugar llamó a los padres del niño y la niña para informar de todo, pero después se le abrió otro frente

¿Cómo hablar de ésto con su hija?

La semana siguiente otra madre de nuestro centro nos pidió que hablásemos con su hija por el mismo motivo

Nuestra alumna, que también asiste a 4º de primaria (en otro cole) y tampoco había tenido hasta ahora acceso a redes sociales, había mandado una foto suya a un compañero. También era una foto distorsionada, pero os podéis imaginar el susto

La pregunta era la misma en ambos casos:

¿Cómo hablar de ésto con mi hija, si aún no le hemos hablado de la sexualidad?

Evidentemente no es fácil y cada caso ocurrió de forma diferente, pero se puede enfocar desde la intimidad y no desde la sexualidad 

En el primer ejemplo, al ser un hecho ajeno a la niña, se le puede empezar preguntando abiertamente qué piensa de lo ocurrido. Si le parece que está bien lo que ha hecho el compañero, si le parece que está mal, por qué es una foto incómoda…

Es importante en este momento no juzgar lo que nos cuenten, ni enfadarnos ni alterarnos. Es posible que las respuestas sean raras o inesperadas. ¡Mantén la calma! No olvidemos que son niños y que no tienen información de todo esto.

No te alteres, no entres en juicios de valor si quieres que en un futuro siga habiendo confianza para hablar de todos estos temas

Con esta última pregunta se puede continuar hablando de intimidad. Podemos empezar poniendo el ejemplo del baño; a nadie nos gusta que nos vean hacer pis, o que nos vean ducharnos. De ahí continuar con el respeto al cuerpo propio y ajeno y explicar que nadie tiene derecho a hacer fotos, mandarlas o tocarte sin permiso

El segundo caso hay que enfocarlo desde otro punto de vista. Al ser la niña la protagonista directa podemos hacer un juego de rol sencillito. Por ejemplo dejarle el móvil y que mande mensajes a alguien cercano como abuelas, tías o primas, pero sin decir que es ella la que los está mandando

Luego le explicaremos a esa persona el por qué de esos mensajes tan extraños

De esta forma hacemos ver que detrás de una pantalla puede estar cualquiera y a partir de ahí, retomar la conversación de la intimidad y el respeto del caso anterior.

Como veis, aun siendo la misma temática cada caso es completamente diferente y por tanto tiene que orientarse desde diferentes perspectivas, sin embargo siempre hay que partir del mismo principio:

Empezar la conversación comprobando qué creen ellos respecto al tema y desde ese punto orientar nuestra acción

De esta forma estamos generando aprendizajes desde sus propias construcciones sin imponer la nuestra y evitando el famoso ¡porque lo digo yo y punto! Siempre va a ser un aprendizaje más profundo si la conclusión sale de su interior

Esto mismo podemos aplicar cuando nos toque hablar de otros temas igualmente incómodos; sexualidad, adicciones o cualquier conflicto que pueda aparecer

Y vosotras, ¿ya os ha tocado tener alguna conversación incómoda? ¡Contadnos vuestras experiencias!